Crowdfunding con licencia para matar

-

Crowdfunding Mercado AsesinosFoto Dave McLear

No, no tiene nada que ver con James Bond, pero podría tratarse de una película o una novela de intriga. Aunque ya pocas cosas me sorprenden, cuando leí el artículo de Andy Greenberg en la revista Forbes no me lo podía creer.

¿Podéis creeros que a alguien se le ocurra un Crowdfunding para financiar el asesinato de personas? Pues no sólo eso, a alguien se le ocurre crear una plataforma de Crowdfunding para poner precio a la cabeza de políticos. Y lo hace. Y la llama Mercado de Asesinatos (la verdad es que el nombre tiene tirón). ¿Cómo funciona? La gente propone a quién le gustaría ver muerto, y los mecenas pujan por la cabeza de esa persona. El asesino que mata a esa persona y demuestra que lo ha hecho recibe los fondos recaudados. La forma de pago se realiza mediante bitcoins, moneda virtual que no deja rastro. Hasta ahí, hay locos para todo.

Ahora empieza lo “bueno”. En los cuatro meses en los que la plataforma de Crowdfunding ha estado online, ya se había puesto precio a la cabeza de seis personalidades, entre los que estaban Keith Alexander, director de la NSA, por cuya cabeza se pagaba 10 bitcoins, Barack Obama, presidente de Estados Unidos, por el que se pagaba 40 bitcoins, y Ben Bernanke, jefe de la reserva federal, odiado por todos los anti sistema bancarios (por lo tanto amantes de sistemas alternativos como el bitcoin), por el que se pagaba la mayor suma, 124,14 bitcoins, que cotizan a unos 75.000$, que ya no es cualquier cosa.

El tal Sanjurjo (nombre falso por supuesto), creador de la plataforma de Crowdfunding, buscaba una “noble causa”. Un mundo mejor, en el que los políticos indeseables no existan. Técnicamente, Sanjurjo elaboraba un complejo sistema de criptografía y de envío de claves codificadas, para demostrar la autoría del asesinato. Es que lo tenía todo pensado.